Pertenezco a los bosques, a los ríos, a la hierba húmeda, a los témpanos de hielo y al sol de primavera; pertenezco a los lobos y a los valles, al águila y a la lechuza, a los árboles y a los lagos, al mar y al desierto. Y en las noches de luna roja de agosto, mi alma ulula desconsolada porque anhela regresar a casa.
R.M.



sábado, 9 de abril de 2011

Desconchado virgen



   ¡Uno nunca sabe cuándo, ni dónde, Zipi y Zape harán de las suyas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario