Pertenezco a los bosques, a los ríos, a la hierba húmeda, a los témpanos de hielo y al sol de primavera; pertenezco a los lobos y a los valles, al águila y a la lechuza, a los árboles y a los lagos, al mar y al desierto. Y en las noches de luna roja de agosto, mi alma ulula desconsolada porque anhela regresar a casa.
R.M.



viernes, 11 de marzo de 2011

El móvil de Paco


     Paco tiene 32 años y se está quedando calvo. Alto, delgado, dicharachero, resulta resultón, como dice él. Su bien más preciado es su furgoneta tuneada en rosa chicle, que encandila a las chicas. Un buen día, Paco dejó su trabajo, cogió los ahorros y abandonó el pequeño pueblo del interior de Catalunya donde vivía para concederse unas pequeñas vacaciones. De eso hace un año y medio y todavía no ha regresado. Está muy a gusto calentando países fríos y camas nórdicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario