Pertenezco a los bosques, a los ríos, a la hierba húmeda, a los témpanos de hielo y al sol de primavera; pertenezco a los lobos y a los valles, al águila y a la lechuza, a los árboles y a los lagos, al mar y al desierto. Y en las noches de luna roja de agosto, mi alma ulula desconsolada porque anhela regresar a casa.
R.M.



viernes, 11 de marzo de 2011

Cereales con leche


     Las hojas secas sobre el lecho de nieve tenían un aspecto tan bucólico e insignificante que, al pisarlas, nadie sospechaba que le tragaran a uno tan rápidamente que cuando quería gritar ya era tarde y se descubría la boca llena de tierra, gusanos y raíces…

El bosque tiene sus propios medios para alimentarse cuando llega el invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario