Pertenezco a los bosques, a los ríos, a la hierba húmeda, a los témpanos de hielo y al sol de primavera; pertenezco a los lobos y a los valles, al águila y a la lechuza, a los árboles y a los lagos, al mar y al desierto. Y en las noches de luna roja de agosto, mi alma ulula desconsolada porque anhela regresar a casa.
R.M.



jueves, 24 de febrero de 2011

Del cielo a la tierra

Estany de la Pera, Cerdanya, Catalunya


Cuentan los ancianos del lugar que las flores azules siempre crecen donde, en un día radiante de verano de hace mucho tiempo, cayó un trozo de cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario