Pertenezco a los bosques, a los ríos, a la hierba húmeda, a los témpanos de hielo y al sol de primavera; pertenezco a los lobos y a los valles, al águila y a la lechuza, a los árboles y a los lagos, al mar y al desierto. Y en las noches de luna roja de agosto, mi alma ulula desconsolada porque anhela regresar a casa.
R.M.



lunes, 28 de febrero de 2011

Bye bye, Earth


Cuando alrededor del Sol se formó aquella bellísima niebla flamígera cubriendo el horizonte, nadie podía imaginar que aquel sería el último atardecer del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario